Principales enfermedades de la piel

Inicio arrow-2 Enfermedades

Hipercromía

El melasma es una hiperpigmentación centro facial adquirida, color café claro a oscuro, crónica y recidivante. La etiología exacta del melasma es desconocida; la incidencia de ciertos factores estaría relacionada con la aparición del melasma, siendo las causas más importantes los factores genéticos; se estima un 30% de las personas afectadas tienen antecedentes familiares; los raciales y la radiación ultravioleta. La pigmentación suele presentarse durante el embarazo, con el uso de anticonceptivos orales, terapia hormonal con estrógenos y progesterona y exposición solar crónica. Existen diversos tipos de tratamiento.

“Acude a tu valoración dermatológica para determinar la mejor opción de tratamiento de acuerdo las características de tus lesiones”.

Hipocromía

El vitiligo es una alteración de la pigmentación debida a pérdida de melanocitos epidérmicos que tiene una incidencia del 1% en la población general. Se puede asociar a enfermedades autoinmunes como enfermedades tiroideas o diabetes mellitus, su causa es desconocida. Afecta igualmente a todas las razas y sexos.

Las lesiones son claramente blancas con bordes bien marcados y no provocan molestias.

Existen diferentes tipos de tratamiento.

Psoriasis

Es una enfermedad cutánea hereditaria eritemato-escamosa muy frecuente. Se caracteriza por lesiones bien definidas con escamas típicas blanco-nacaradas. La enfermedad afecta al 1-3% de la población general, existiendo una gran variación en la duración, severidad y morfología.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico. No existe una norma fija de tratamiento para todos los pacientes, debiéndose decidir el tratamiento de una forma individualizada. Disponemos de tratamientos tópicos y sistémicos. 

Pénfigo

El pénfigo vulgar es una enfermedad ampollosa crónica de origen autoinmunitario relacionada con factores genéticos y ambientales.  Puede afectar la piel, las mucosas y, ocasionalmente, las láminas ungueales. Se distingue por la aparición de vesículas flácidas de rotura fácil, costras y erosiones. El diagnóstico se basa en la clínica, histopatología e inmunoflourescencia directa o indirecta.

La base del tratamiento son los corticoesteroides orales junto con coadyuvantes como azatioprina, ciclofosfamida, micofenolato mofetil y rituximab, entre otros.

Existen otros tipos de dermatosis ampollosas por lo que es importante acudir con el médico dermatólogo, especialista en este tipo de enfermedades para una detección oportuna y tratamiento adecuado. 

Eritema multiforme

El eritema multiforme es una enfermedad de la piel y las mucosas que se manifiesta con lesiones eritematosas y de tipo vesículo-ampollar. Las lesiones vesiculo-ampollares y erosivas a nivel de la cavidad oral y la piel pueden ser causadas por un amplio grupo de patologías. La etiología de las mismas también puede ser muy variable, desde procesos infecciosos predominio viral, medicamentos, causa traumática o química por contacto, hasta una causa autoinmune.

“Acude a revisión dermatólogica en caso de aparecer lesiones en la piel durante algún proceso infeccioso o al ingerir medicamentos, para una detección oportuna y tratamiento adecuado”.

Urticaria-angioedema

La urticaria y el angioedema pueden presentarse como única manifestación de una reacción alérgica; puede que formen parte de una reacción generalizada como puede ser una reacción anafiláctica con shock y manifestaciones respiratorias o incluso como si se tratase de una manifestación más dentro de un complejo proceso sistémico. Las causas más frecuentes de urticaria/ angioedema entre la población general son en primer lugar los medicamentos y con menor incidencia los alimentos, picaduras de insectos y determinados antígenos tanto inhalados, ingeridos o de contacto.

El diagnóstico entre urticaria aguda o crónica es básico dada la implicación terapéutica que conlleva.

“Acude a tu valoración”

Eccema

Los eccemas son un grupo de enfermedades en las que existe una inflamación de la piel. El dermatólogo diagnostica la enfermedad tras la observación de las lesiones. 

Algunos eccemas presentan una evolución aguda, con la curación completa una vez se ha resuelto o evitado la causa, mientras que en otros se evidencia una evolución crónica y recurrente (a brotes), especialmente aquellos eccemas con predisposición genética (eccema atópico y seborreico).

“Te sugerimos acudir a valoración dermatológica en caso de presentar algún tipo de lesión en tu piel”

Dermatitis por contacto

La dermatitis por contacto es una dermatosis frecuente en nuestra población, causa de limitación en las actividades e incluso de ausencia laboral, es fundamental realizar un diagnóstico correcto e identificar el agente causal, ya que el tratamiento y prevención se basan en evitarlo, en la medida de lo posible.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad eritematoescamosa, inflamatoria, de etiología multifactorial y evolución crónica. Puede estar localizada, con afectación de piel cabelluda, cara, tórax, axilas e ingles o bien, generalizada. Existe una gran variedad de medicamentos que, solos o combinados, mejoran dicha dermatosis.

“Si sospechas de padecer esta dermatosis, acude a valoración”.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es un conjunto de anomalías y lesiones cutáneas que aparecen en los individuos atópicos. Las manifestaciones clínicas típicas  se dividen en tres etapas, que suelen denominarse del lactante, infantil y del adulto.

Es muy importante aclarar que la dermatitis atópica no es una alergia a ninguna sustancia determinada y que en ningún modo va a resolverse por realizar “pruebas alérgicas” ni por eliminar alimentos. Existen medidas y tratamientos adecuados para controlar esta dermatosis.

“Acude a valoración”

Alopecia

La alopecia es el término científico utilizado para designar a la caída temporal o definitiva, general o parcial del cabello o del pelo.

Es un problema muy frecuente que puede controlarse o incluso evitarse si se toman medidas oportunas y precisas. La orientación al paciente debe estar siempre dirigida por parte de un profesional competente (un dermatólogo).

La consulta debe realizarse con el fin de determinar la clase de alopecia, excluir otras enfermedades subyacentes y capitalizar toda la información para dar un tratamiento integral.

Infecciones cutáneas bacterianas

Las infecciones bacterianas de la piel son procesos, producidos por la acción directa o indirecta de distintas bacterias, que afectan a la piel y/o a sus anexos. Sus agentes causantes más frecuentes son estreptococos y estafilococos.

Las infecciones cutáneas son la causa más frecuente de visita de Dermatología pediátrica.

“Si tu hijo presenta algún tipo de proceso infeccioso en la piel, acude a valoración con un dermatólogo”.

Micosis cutáneas

Las micosis superficiales son un grupo de enfermedades producidas por hongos que invaden la piel, pelo, uñas y/o las mucosas.

“Pregunta por nuestros tratamientos, además contamos con terapia láser para hongos en las uñas, con muy buenos resultados”

Infecciones cutáneas por virus

La varicela, el herpes simple, el herpes zóster, las verrugas vulgares o el molusco contagioso  representan algunas de las enfermedades dermatológicas producidas por virus, constituyendo uno de los motivos de consulta más frecuentes.

“Si sospechas de algún proceso infeccioso viral en la piel, acude a consulta para un tratamiento oportuno y eficaz”.

Parasitosis

Una gran  variedad de parásitos  pueden  llegar a la piel, a las  mucosas y a los anexos y causar  por diversos mecanismos variadas infecciones tales como: escabiasis, pediculosis, larva migrans, entre otras.

Acné

El acné es uno de los padecimientos dermatológicos más frecuentes, es una enfermedad crónica de la piel que afecta a todos los seres humanos alguna vez entre los 12 y los 20 años de edad. Afecta ligeramente más al sexo masculino, inicia poco después de los 10 años en la mujer y de los 12 en el hombre. Predomina en la segunda década de la vida y disminuye en la tercera. Su fisiopatología se debe a varios factores entre ellos la hipersecreción sebácea por la acción androgénica de las hormonas, el taponamiento del folículo piloso por material queratósico, irritación de la paredes foliculares por sebo y bacterias (principalmente Propionibacterium acnes) y por último se agrega un proceso inflamatorio donde participan el complemento y polimorfonucleares.

Es una enfermedad que desaparece con la edad, por lo que requiere tratamientos que controlen el padecimiento y limiten las secuelas, especialmente las cicatrices.

“Si tienes este padecimiento, acude a valoración por un médico especialista en dermatología para determinar el tratamiento más adecuado para ti”

Rosácea

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica que se presenta con eritema centrofacial permanente, con episodios transitorios de intensificación asociados a factores desencadenantes y otros síntomas y signos variados.

“Existen tratamiento eficaces para el manejo de la rosácea, acude a valoración”.

Tumores cutáneos benignos y malignos

Tumor es toda masa neoplásica con tendencia a persistir o crecer indefinidamente con independencia biológica del tejido donde se halla, sin utilidad para el organismo y de etiología aún desconocida. Según el aspecto clínico-histológico, evolución y comportamiento biológico se distinguen dos grandes grupos: benignos (tumores de desarrollo exclusivamente local, bien delimitados y de crecimiento lento y expansivo) y malignos (crecimiento rápido, infiltrante, destructor, mal delimitados, más indiferenciados, metastatizantes y recidivantes).

“Cualquier aparición o crecimiento anormal de alguna lesión, es importante acudas a valoración para determinar el tipo de lesión que presentas y recibir tratamiento oportuno”.

Úlceras cutáneas